El proceso de inyección de plástico es utilizado para moldear piezas de ese material, con un acabado de alta calidad. Este es un proceso en el que se inyecta el polímero en estado fundido (ahulado), dentro de un molde cerrado a presión. El molde maneja determinadas temperaturas que hacen solidificar el material plástico en pequeños polímeros semicristalinos. La pieza que se obtiene al final es modelada con la figura o contorno del molde. Con esta técnica pueden fabricarse una infinidad de productos de plástico. Por la rapidez del proceso, los niveles de producción a bajo costo, y la automatización de la fabricación, es posible crear piezas a una cantidad alta, con ciertas geometrías y complejidad.

Además, las piezas moldeadas pueden tener un acabado en específico, así como también, colores, transparencias y opacidades, según el requerimiento del cliente.  


Si deseas obtener más información acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: edo-mex@edo-mex.net