Las conexiones roscadas tienen grandes ventajas por su funcionalidad, durabilidad y eficiencia.

Veamos algunos ejemplos de conexiones roscadas que se usan en algunas tuberías.

Manguitos de unión: tales accesorios permiten unir tramos de tubería o trozos de tubos. La unión se realiza mediante junta roscada.

Codos y curvas: existen codos con diversas opciones de rosca, tanto macho como hembra y combinados. Existen codos de 90° y 45°.

Reducciones:  tal accesorio permite la unión de tubos de diferente diámetro. Sistemas de reducción macho y hembra roscada.

Tapones:
estos elementos cierran el final de los ramales y tubos o en espera de posibles ampliaciones. Hay tapones rosca hembra y macho.

Machones
: son accesorios de diámetros pequeños, inferiores a 110 mm, que combinan entre sí la unión encolada y la unión enroscada. Se usan como uniones, adaptadores, reductores o elementos de transición en las conducciones.

Artículo creado con información de igua.es.